Ir al contenido principal

Proyecto 1 - LUGAR - Reflexión final

Mi primer visitar al taller de mi amigo Santiago fue una visita inocente. Una visita de turista. Una divertida tarde en el delta. Y esta característica efímera y fugaz de mi visita, creo que se vio reflejada en las fotos que saque. Tuve un acercamiento literal al espacio. No lo quise contar insinuando. No lo quise contar a través de sus pequeñas particularidades. No deje ningún espacio en blanco para que el espectador lo complete. No abrí ningún interrogante. Sino que las fotos que saque en esa ocasión muestran literalmente. La idea que las engloba podría ser: "Me pidieron que muestre un lugar, bueno, este es el lugar." 
Mi segunda visita es muy distinta desde el vamos. Esta vez no voy a pasar una tarde sino que llego un Viernes y me instalo en el lugar hasta el Domingo. Esta vez no llego en la lancha que vendria a ser el equivalente del bondi en la ciudad. Esta vez mi amigo Santiago me va a buscar. Me subo a su bote, que es un poco mas grande que una piragua, y arrancamos. El taller queda a unos 45 minutos navegando desde el centro de Tigre. El bote es muy bajo por lo que el mínimo oleaje hace que nos mojemos. Yo me olvido de todo y me dedico a proteger mi cámara. La ultima crecida se llevo el muelle donde Santiago habitualmente deja atado su bote, por lo que tenemos que desembarcar a 1 km de su casa y caminar. Cuando me bajo del bote no me doy cuenta y piso un charco gigante que me llena de barro hasta la rodilla. Empezamos a caminar hacia la casa. Vamos cargados con cajas, la mayoría de las cosas son víveres para pasar esos días allí. Santiago, conocedor del lugar, se manda por el medio del monte como si nada, avanzando rápido. A mi me cuesta bastante mas. La manga de mi buzo se queda enganchada en las espinas de una rama. Tiro para continuar mi caminata y mi manga se raja. A los pocos pasos sucede lo mismo con mi pantalón. Sigo caminando y pienso: "Que hostil la naturaleza".

Llegamos a la casa de Santiago. Hace no mas de una hora que estoy en la isla y ya tengo todas mis zapatillas embarradas y mi ropa rota y mojada. Tras subir las escaleras que nos llevan a una galería que conecta el taller y la casa, que parece flotar sobre troncos a unos 5 m de altura, Santiago me pide que me descalce y al toque agarra una escoba y se pone a barrer. "Acá es jodido porque lo que hay no es tierra, es polvo de arcilla, que es mucho mas finito y si no tenes cuidado se te mete por todos lados y no lo sacas mas". Sin mediar palabra mi amigo prende una especie de antorcha, se sube a un banco y quema algo que esta del lado de afuera del techo. "Es un nido de aranitas", me dice mientras lo hace y se da cuenta de que yo lo miro extrañado. "Si no las mato ahora esta noche nos van a cagar picando". Estira el brazo exhibiendo numerosas ronchas provocadas por picaduras de aranitas. Acto seguido a esto, Santiago toma un machete y corta algunas ramas que cuelgan a la altura de la casa. Toma una de las ramas y me la muestra. Hay una parte que efectivamente es rama, pero otra que parece rama y en realidad es un nido gigante de aranitas diminutas. "Que hostil la naturaleza", vuelvo a pensar. Mientras Santiago sigue cortando ramas que no se meten en la casa pero que si el no las cortara muy pronto lo harán, yo recorro el lugar. El espacio me resulta extraño. Hay una especie de superposición de mundos. Por un lado la naturaleza me transmite mucha calma, paz y tranquilidad, pero por otro me resulta hostil, exageradamente viva, demasiado intensa, como que obliga a combatirla permanentemente. Hay contradicción tambien en la propiedad en si misma. La parte de la casa es pulcra y ordenada, pero la parte del taller es caótica y sucia en extremo. Y todo esta como superpuesto. Tengo ganas de ir al bano. Le pregunto a Santiago donde queda y el me dice: "Mea desde ahi para abajo". Mientras orino, lo cual me lleva un rato porque me da un poco de vértigo orinar desde 5 m., Santiago cuelga al lado mio un pollo para que se descongele. El bano y los alimentos tan cerca, todo superpuesto. Me resulta extraño ver mi cámara también. El brillo metálico desentona con el lugar, parece venida de otro planeta, acá todo es verde y marrón, lo único metálico que veo son las herramientas del taller.
Las sensaciones contradictorias me dificultan decidirme por una estrategia para fotografiar este lugar, o quizás en esas mismas contradicciones este mi estrategia... No lo pienso tanto y me pongo a trabajar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Proyecto 1 - LUGAR - Maqueta

PROYECTO 2 - CARACTER - ENTREGA

RETRATOS




VIDEO
https://www.youtube.com/watch?v=noevR576WcU&feature=youtu.be

AUDIOS
https://soundcloud.com/milito-leiss/audio-retrato
https://soundcloud.com/helianatoledo/reflexion-1?in=helianatoledo/sets/caracter

REFLEXIÓN
Tiene gusto a poco tener que quedarse con una sola foto después de todo un proceso, es un recorte muy cruel. De todas formas me siento satisfecho con el resultado. Creo que hay muchas cosas que podría haber hecho mejor, sobretodo consiguiendo mas recursos técnicos para fotear, pero estoy seguro de que conceptualmente fuimos hasta el fondo. Nadie nos puede decir que no nos comprometimos, pusimos el cuerpo literal y eso creo que fue lo mejor de todo. La experiencia de transitar este proceso me resulto altamente fructífera. Como ya dije antes, y como muy bien dice Heli en el audio, no se trato solo sobre disfrazarse, sino que se trato de descubrir que podemos ser mucho mas de lo que las apariencias o los estándares sociales indican. Personalmente todo el TP me lle…